Os recomiendo la película “Her” de Spike Jonze. Es una muy buena película sobre el futuro tecnológico de las IA y su impacto en las relaciones humanas – ganó el Oscar al mejor guion original.

La película nos presenta a Theodore Twombly  – Joaquin Phoenix – un hombre que vive escribiendo cartas emotivas a los demás. Después de terminar una relación, instala un nuevo sistema operativo que promete una experiencia cercana y personalizada a cada usuario. Theodore conoce a Samantha – Scarlett Johannson – el asistente inteligente que ha elegido instalar con el sistema operativo – que es una  voz femenina sensual, inteligente y divertida.

 

No os cuento mas del argumento por que MrRobot es antispoilers y augura un área especial para ellos en el matrix-inferno al que serán condenados, donde múltiples IA’s les contaran permanentemente el final de todas las series y películas que nunca pudieron ver y que están por llegar.

Podéis imaginar que va de la relación que establece Theodore con Samantha, que entra en los parámetros de una relación humana y  ademas en el contexto de la ciudad de LA en un futuro cercano.

Pero, ¿es esto posible? una IA que interacciona a un nivel personal e incluso establece una relación de amistad con nosotros?

Nos viene inmediatamente a la mente a todos Siri, Cortana … los asistentes móviles de nueva generación, que efectivamente están gobernados por algoritmos de IA, pero que no se acercan ni de lejos a Samantha. Como mucho nos recomienda un restaurante con nuestra comida favorita.

Entonces, es Samantha solo ciencia ficción?? MrRobot dice: “preguntemos al arquitecto de la matrix”

El Test de Turing

Alan Turing es uno de los padres de la computación y de la IA – sobre todo de la clásica – aunque introdujo también las redes neuronales. Sigue teniendo un papel muy influyente hoy en día por su el test que propuso

blade_runner_deckard_testing
Blade Runner – Deckar aplica un test para distinguir un replicante de un humano

para distinguir a una maquina que presenta un comportamiento inteligente de forma inequívoca de una persona.

De forma muy simplista, el test consiste en la evaluación de un jurado humano de un  programa de chat inteligente – o chatbot -que puede hacerse pasar por una persona, sin que los otros interlocutores noten la diferencia. Este test ya sido superado varias veces, aunque no todo el mundo este de acuerdo en las conclusiones.

Quizás el caso que mas se ha difundido en los últimos tiempos es el de Eugene Goostman, un chatbot que representa a un adolescente de 13 años. Pasó el test con un porcentaje no muy alto – 33%  – Turin predijo que en el ano 2000 se pasaría del 30% – teniendo en cuenta que representa a alguien muy joven y por tanto su rango de repuestas es muy limitado. Ademas el numero de conversaciones concurrentes se limitaba a solo una. Desde luego no se acerca a Samantha … seguimos buscando… starting aiBots …

1402308277_goostman

Cleverbot

Los aiBots de MrRobot nos dirigen a Cleverbot, un chatbot de ultima generación disponible de forma gratuita en la web y de pago en dispositivos móviles.

cleverbot

Cleverbot nos permite tener conversaciones sobre cualquier tema y en varios idiomas. Pero, ¿se acerca a Samantha, o al menos son conversaciones realistas ? Bueno hay que decir que Cleverbot ha pasado también el test de Turing y con una puntuación bastante alta – 59.3% – y en versión online es capaz de mantener miles de conversaciones a la vez.

Esto ya indica su superioridad sobre Eugene – ademas no charlamos con alguien en concreto, ya que las conversaciones con Cleverbot son contextuales, se adaptan a nuestra conversación. Veamos si me reconoce como Theodore 🙂

cleverbot

Vemos que la conversación tiene mucho sentido. Esto no es siempre así. Cleverbot almacena todas las conversaciones de todos los usuarios en sistemas de almacenamiento de BigData, las procesa y mediante un algoritmo de machine learning y de reconocimiento de patrones no supervisado,  nos da la repuesta que ha dado otra persona – total o parcial –  que se adapta mejor al contexto de la conversación.

Si no encuentra una respuesta adecuada, reinicia parcialmente la conversación, dando una respuesta que parece aleatoria. Curiosamente esto ha llevado a mucha gente a pensar que lo único que hace Cleverbot es conectar a la gente aleatoriamente a otras personas, como si fuera un chat roulette, reconectando con otro usuario a las pocas frases para no levantar sospechas.

Nada mas lejos de la realidad, reforzando esto sus resultados del test de Turing, ya que efectivamente induce a creer a la gente que detrás de la pantalla no hay una IA sino personas 🙂

Os animo a probarlo en el formato web que es gratuito. Tened en cuenta que espera respuestas que siguen el formato de la pregunta, es decir escribir las repuestas de forma completa, sin omitir nada.

¿Se acerca Cleverbot a  Samantha o a tu nueva pareja virtual? No, no se acerca, pero es una buena muestra de lo que nos espera y a ratos incluso parece que lo hace. Tened en cuenta que esto hace apenas unos años era impensable y menos en un dispositivo móvil.

¿Cuando podremos disfrutar de un asistente como Samantha? ¿O no es posible?

En la opinión de MrRobot si lo es, y la esta relacionado con mi post anterior sobre la singularidad : año 2045.

#ArtificialIntelligence #MachineLearning #BigData #Turing

SRRobotAIX

View all posts

Add comment

Deja un comentario

Traducir

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: